Limpieza de Joyas con Diamantes

     Hoy vamos a tratar el tema de la Limpieza de Joyas de Oro con Diamantes.

     Empezaré por explicar que el Diamante es un material LIPÓFILO, o lo que es lo mismo, tiene AFINIDAD POR LA GRASA. Con lo que, las cremas que usamos para el cuerpo, o la misma grasa corporal, se adhieren con facilidad a los Diamantes de nuestras Joyas.

     Además los Diamantes también son HIDRÓFOBOS, o lo que es lo mismo, no se pueden mojar y el agua no se extiende sobre su superficie. Por lo tanto, la conjunción de ambas propiedades dificultan mucho la limpieza de los Diamantes con un simple lavado de manos.

     Así pues, para lograr una limpieza en profundidad de nuestras Joyas de Oro con Diamantes, y poder realizarla en nuestro propio hogar, daremos los siguientes pasos.
(Sistema también válido para Joyas solo de Oro sin otras gemas)

– Cogeremos un cazo pequeño, preferentemente de acero, al que añadiremos tres o cuatro dedos de agua y unas gotas de detergente para la vajilla (desengrasante)
– Pondremos las Joyas dentro, bien sumergidas y encenderemos el fuego.
– A la que el agua empiece a hervir, dejaremos actuar al detergente durante unos 3-5 minutos más.
– Después de ese intervalo de tiempo, apagaremos el fuego y verteremos con cuidado el agua en la pica, sin que caigan las Joyas. A continuación dejaremos las Joyas sobre un paño para que se vayan enfriando poco a poco.
– Y, una vez estén a temperatura ambiente, les daremos un aclarado en agua y listo !!!

Voy a recalcar algunos puntos importantes.

     1º SOLO se pueden limpiar con este método Joyas de Oro con o sin Diamantes. En especial las Perlas, Esmeraldas, Rubí, Zafiros, Coral, Turquesas, y piedras porosas NUNCA se deben calentar hasta la ebullición, pues pueden colapsar y romperse en varios pedazos o, en algunos casos, perder parte de su color natural.
     2º NO dejar el cazo desatendido, si el agua se evapora en su totalidad, las Joyas se quemarán y necesitarán de un tratamiento profesional para recuperarlas.
     3º Después de hervir, NO poner las Joyas con los Diamantes bajo el agua fría. Expresamente hay que dejarlas enfriarse poco a poco. Los Cristales de Diamante pueden colapsar y quebrarse con un cambio muy brusco de temperatura.

     Para finalizar, una recomendación para mantener nuestras Joyas lo más bonitas posible, es no aplicarse cremas con las Joyas puestas y evitar realizar tareas del hogar o trabajos en los que la grasa pueda estar presente.

     Y si esto no es suficiente, es que a vuestras Joyas con Diamantes les hace falta un poco de “Cariño” Profesional, con lo que os podréis dirigir a vuestra Joyería de confianza para que las pulan, limpien en profundidad con Ultrasonidos y, si son de Oro blanco, les den un buen baño electrolítico de Rodio.

     Guillermo Moya Torres

FOTO Rodillo de grasa usado en minería para separar los Diamantes del resto de materiales, precisamente porque el Diamante es LIPÓFILO.

Carrito de compra