Tabla de Pureza del Oro

       Tal y como se ve en el cuadro adjunto, la clasificación de la Pureza de una pieza de Oro, ya sea Lingote o Joya acabada, depende de la PROPORCIÓN de ORO PURO que contiene dicha pieza. El número que indica las milésimas se refiere a los gramos que contendría una pieza de un Kilo de Oro.
       La nomenclatura que indica el número de quilates es más antigua, pero sigue siendo de uso común, junto con el de las milésimas.
       Por norma los LINGOTES de Oro se realizan con Oro puro, y se determina que son de 999,9 milésimas o 24 quilates. El hecho de no indicarlo como de 1.000 milésimas, tiene que ver con la casi imperceptible presencia de algún tipo de impureza en el metal, por lo que, para cubrirse ante una posible demanda legal, se estableció hace muchos años que se indicara el número 999 ó 999,9 para indicar que el lingote está realizado en Oro Puro.
       No obstante hay también quien ha realizado lingotes en oro de 22 quilates, pero esos son muy escasos y por ello no los nombraremos con especial énfasis.
       Entrando ya en el campo de la fabricación de Joyas, primero vamos a explicar el porque de las distintas aleaciones del Oro junto con otro metales. La razón es muy simple, pues el Oro es un metal considerado BLANDO, por lo que el uso de una Joya realizada en Oro de 999 milésimas la desgastaría rápidamente y se podría deformar con cualquier golpe. Por ello se empezó a mezclar el Oro con otros metales, con el fin de ganar en tenacidad y dureza. Habitualmente se utilizan el Cobre y la Plata, pues son metales que funden muy bien con el oro y producen aleaciones estables y de fácil manejo.
       En el caso del Oro Blanco se suele añadir un tercer metal como el Paladio, entre otros. Para obtener el conocido como Oro Rosa, lo que se incrementa es la proporción de Cobre frente a la Plata, consiguiendo que predomine el color del primer metal.
       Llegados a este momento se convino el establecimiento de unas Normas y Leyes sobre Metales preciosos, con el fin de proteger al usuario de posibles engaños o estafas. Así surgieron las denominaciones de las aleaciones más utilizadas en Joyería.
       El denominado Oro de 18 quilates o 750 milésimas, indica que, de un Kilo de ese metal, 750 gramos serán de Oro puro y los 250 restantes estarán compuestos de Cobre y Plata. Esta aleación es considerada en España como de 1ª Ley, y también es de uso común en Italia. No obstante muy pocos países usan el oro de 18 quilates por su alto valor.
       En el Oro denominado de 14 quilates o 585 milésimas se reduce sustancialmente la proporción de Oro puro hasta las 585 partes por cada mil. Este es el conocido como Oro de 2ª Ley u Oro bajo, y su comercialización en nuestro país nunca ha pasado de ser anecdótica.
Después tenemos aleaciones más bajas, como la de 9 quilates o 375 milésimas, que son muy populares en países nórdicos de Europa, Asia o América. Se conocen casos de aleaciones incluso inferiores, pero son muy escasas.
       Por lo tanto, y a modo de resumen, en nuestro país se viene utilizando de forma habitual el Oro de 18 quilates para la realización de Joyas, y el de 24 quilates para inversión, tanto en lingotes o planchas.
Y, para finalizar, un apunte referente a la tributación. El Oro destinado a inversión en forma de lingote o plancha NO tributa IVA, pero si tributará IRPF por el beneficio obtenido en el diferencial entre el valor de compra y el de venta.
       Como referencia a los diferentes valores que ha tenido el Oro a lo largo de los años, y como muestra de la rentabilidad y estabilidad en la inversión en este material, les damos un pequeño resumen de los precios de los últimos 20 años.
Año            Euros /gramo

2000                8.20
2005                13.10
2010                35.80

2015                34.09

2020               52.60

Carrito de compra