Quilates o Milésimas

       El Oro, considerado el Rey de los metales preciosos, es un material con unas características muy especiales.
       En Joyería la que más nos interesa es la Ductilidad y Maleabilidad. Se considera al Oro como el material más dúctil que se conoce, y esta afirmación viene dada por el hecho de que una sola onza (28,34 gr.) de Oro se puede moldear hasta hacer una lámina que cubra un total de 28 m², pero esa misma onza también podría alargarse hasta convertirse en un hilo que tenga hasta 80 kilómetros de longitud.
       Por lo tanto, para la fabricación de Joyas, es necesario alear el Oro puro con otros metales que impidan su rápido y fácil desgaste por el uso de las mismas. Por la proporción de Oro puro que contiene una Joya, decimos que es de tantos o cuantos quilates.
       Así pues, las diferentes nomenclaturas que definen la proporción de Oro puro que contiene una pieza de Joyería, han dado lugar a más de una confusión.
        Para aclarar cualquiera de sus dudas le dejo este sencillo cuadro de equivalencias por el que se podrá guiar a la hora de adquirir sus joyas.

Quilates                    Milésimas            Contenido en Gramos de Oro puro
                                                                        por Kilogramo de Material

     24                              999,9                                   1.000

     18                              750                                         750

     14                              585                                        585

       9                              375                                        375

        Así pues, por ejemplo, una joya de 18 quilates o 750 milésimas, que pese 10 gr. tendrá 7,5 gr. de Oro puro y 2,5 gr. de una aleación, normalmente Cobre y Plata.

        En la imagen adjunta tiene el cuadro de las distintas calidades y tipo de punzonado de los metales preciosos utilizados en Joyería en nuestro país, que considera al Oro de 1ª Ley como el de 18 quilates o 750 milésimas. La siguiente imagen es de unos lingotes de Oro de 24 quilates o 999,9 milésimas, que corresponden al Oro de Inversión, que hemos de recordar que, como tal,  carece de impuestos ( IVA ).
        No obstante, el mero hecho de tener o no tener contraste, no es suficiente garantía de autenticidad, pues es sabido que, en mercados paralelos e ilegales, se han vendido joyas con supuestos contrastes que, al analizarlas, se ha determinado que, o bien eran de quilataje inferior al estipulado en su “contraste” o, simplemente, eran meras imitaciones con un buen chapado.
       Por lo tanto, la mejor Garantía, a la hora de adquirir Joyas u Oro para Inversión, siempre ha sido y será la compra de las mismas en establecimientos de reconocida trayectoria profesional.


     Guillermo Moya Torres

Carrito de compra