El Diamante y su extraordinaria Dureza

      Muchas veces hemos escuchado esa teoría que afirma que el Diamante es el material más duro que existe. Y eso es totalmente cierto, su dureza, según la Escala de Mohs, es 10, en una clasificación que se inicia en el 1 del Talco, pasa por el 2-2,5 del Ambar, sigue hacia el 5-6 de la Turquesa, el 7 del Cuarzo y llegando al 9 del Rubí. Gemas que le siguen en esa escala, como lo son el mismo Rubí o el Zafiro, con una clasificación de 9, son 140 veces más “blandas” que el Diamante.
      Ahora entremos a saber lo que es la DUREZA de un material, pues su definición dice que es la resistencia que presenta un material a ser rayado. Entonces, si el Diamante es el material más duro, ¿Cómo es posible tallar y pulir Diamantes?
      El Diamante pertenece al sistema cristalino Cúbico, por lo que su dureza es distinta según el plano y dirección de crecimiento de cada faceta. Por esa razón es posible tallar Diamantes frotándolos con polvo del mismo material. Además importante que el tallador conozca el tipo de crecimiento de la gema que va a tallar, pues de lo contrario podría, o estropear el Diamante o, si orienta la faceta incorrectamente, serle imposible su pulido.
      Ahora bien, siempre surge la misma pregunta, ¿Un Diamante se puede romper? , evidentemente que si, puesto que se trata de un Cristal y su excepcional dureza nada tiene que ver con otra propiedad Física llamada Tenacidad. Por poner un ejemplo, el hierro tiene una dureza baja, pero una alta tenacidad, o lo que es lo mismo, resistencia a los Golpes. Por lo tanto hay que cuidar los Diamantes y, cuando están montados en Joyas, estas han de ser robustas y engarzar la piedra de manera correcta para su buena conservación.
      Como dato de interés es importante conocer la dureza de las gemas que vamos a lucir en nuestras joyas para saber lo susceptibles que pueden ser al rayado. Además hemos de saber que el Oro y la Plata tienen una dureza baja, del orden del 2,5-3.                 Como antes indiqué, el Cuarzo tiene una dureza de 7 y este valor se considera la frontera entre las gemas “blandas” (<7) y las “duras” (>7), puesto que el Cuarzo y sus distintas variedades son el material más abundante en la superficie de la Tierra. Por eso no es conveniente usar joyas en playas o en lugares polvorientos, donde abunda el Cuarzo, pues no rayará nuestros Diamantes, pero si puede rayar los metales, Perlas, Turquesas, Ambar, Coral o cualquier gema de dureza inferior al Cuarzo.

Guillermo Moya Torres
Carrito de compra